Alianza para el Gobierno Abierto

La Alianza para el Gobierno Abierto (Open Government Partnership -OGP- por sus siglas en inglés) es una iniciativa multilateral creada en 2011, la cual se basa en compromisos voluntarios de los miembros que la conforman. Los Estados miembros se comprometen a tomar acciones para promover la transparencia, la rendición de cuentas, la participación ciudadana y la innovación y uso de las tecnologías para la apertura. Cada país presenta planes de acción sucesivos, cada uno de dos años de duración, conteniendo compromisos concretos y medibles.

Para formar parte de la Alianza para el Gobierno Abierto, en primera instancia los gobiernos nacionales deben enviar una carta de intención donde se comprometen a defender los principios de gobierno abierto y transparente al aprobar la Declaración de Gobierno Abierto. Posteriormente, de acuerdo con los Criterios de Elegibilidad de la Alianza, se evalúa el desempeño de un gobierno en cuatro áreas clave de gobierno abierto:

Transparencia Fiscal
Transparencia Fiscal:

La publicación oportuna de documentos presupuestarios esenciales forma los componentes básicos de la responsabilidad presupuestaria y un sistema de presupuesto abierto.

Acceso a la Información
Acceso a la Información:

Una ley de acceso de información que garantice el derecho del público a la información y el acceso a los datos del gobierno es esencial para el espíritu y la práctica del gobierno abierto.

Divulgación de activos de funcionarios públicos
Divulgación de activos de funcionarios públicos:

Las reglas que requieren la divulgación pública de ingresos y activos para los funcionarios públicos electos y de alto rango son esenciales para la lucha contra la corrupción y el gobierno abierto y responsable. También es importante hacer público los datos para que los ciudadanos puedan monitorear las divulgaciones.

Participación ciudadana
Participación ciudadana:

El Gobierno abierto requiere apertura a la participación ciudadana y a la participación en la formulación de políticas y la gobernanza, incluidas las protecciones básicas para las libertades civiles.

La alianza se compone de 78 gobiernos nacionales y 20 gobiernos locales.